Las bandas Volta Positive Drive permiten distanciamiento del personal y menos personas en el lugar durante menos tiempo.
Muchas empresas de procesamiento de alimentos están experimentando un aumento de la demanda con patrones de consumo cambiantes durante los continuos estragos del virus COVID. Además de preocuparse cada vez más por el estado higiénico de los alimentos, los procesadores deben preocuparse por la salud de los trabajadores. Las correas Volta requieren un 60-70% menos de limpieza que las correas modulares. Al modernizar rápidamente los transportadores modulares existentes con las correas Volta Positive Drive, no solo hay un gran ahorro en agua y otros recursos, sino que la reducción del tiempo in situ para los limpiadores o la menor necesidad de que se desplieguen equipos grandes en una sala de procesamiento, puede mejorar la seguridad de estos trabajadores clave. Los tiempos de instalación rápidos también reducen las interacciones entre los contratistas externos y el personal. Este es el momento de invertir en un futuro más limpio y saludable.